Seguros de Vida

Clausulas abusivas

Llegan a los tribunales los abusos en la contratación de seguros vinculados a hipotecas. A las demandas por gastos y clausulas suelo ahora se suman estas otras. Esto es un no parar, ojalá en todos los casos se pueda dar la razón a quien la tiene, a la parte débil, el consumidor.

El quebradero de cabeza del sector financiero con las hipotecas continúa. Después de los frentes judiciales que han vivido los bancos con las cláusulas suelo o los gastos de formalización de las hipotecas, ahora se suma el problema de los seguros.

Un juzgado de Asturias ha admitido a trámite una demanda colectiva en la que los consumidores acusaban a Banco Sabadell y Popular de obligarles a contratar un seguro de la vida con las entidades como condición para concederles la hipoteca.

Se calcula que podría haber más de medio millón de afectados por estas prácticas (solo en el caso de Sabadell rondan los 400.000), que se suman a los millones de personas que han acudido a la justicia en el último año y medio para pedir compensación por las condiciones abusivas de la hipoteca. Todo un varapalo para el sector bancario, que hasta el pasado marzo ya había devuelto a los consumidores casi 2.100 millones de euros por haber aplicado cláusulas abusivas a las hipotecas.

Nueva batalla para la banca: los seguros que se contratan con la hipoteca llegan a los tribunales

El juicio de este nuevo caso arrancará en el último trimestre del año en Gijón, donde el tribunal deberá valorar los argumentos de los demandantes. Alegan posibles cláusulas abusivas, ya que impide al consumidor que tenga otras alternativas y pueda comparar precios y condiciones con otra entidad. Recordemos que el seguro de la vivienda sí es obligatorio para los propietarios de una vivienda, no así el de vida, que es opcional.

Los juzgados de cláusulas abusivas, desbordados

Este nuevo frente llega en pleno debate sobre la eficacia de los juzgados especializados en cláusulas abusivas que se crearon en junio del año pasado y estarán en funcionamiento, al menos, hasta finales de 2018.

La afluencia de demandas por parte de los clientes bancarios está siendo tan elevada, que apenas se han resuelto un 15% de los casos. En los primeros nueve meses de actividad, los 52 juzgados provinciales recibieron más de 208.000 reclamaciones, aunque se resolvieron menos de 30.000. Según los datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el 98% de los casos la justicia da la razón al cliente.

Cada vez salen a la luz más casos de este tipo ajenos a los que están tratando los juzgados especializados. Y es que muchos tribunales están extremando la protección al consumidor, sobre todo en lo relacionado con la comprensión de las implicaciones que tienen las cláusulas.

Recientemente, el Tribunal Supremo ha dado la razón a una pareja de Sevilla y ha condenado a Caja Rural del Sur al pago de costas, intereses y devolución de cantidades indebidas porque, según el Supremo, no se demuestra la comprensión de los afectados respecto a la cláusula suelo de dicho préstamo. La pareja demandante ha recuperado unos 21.000 euros.

Fuente:www.idealista.com

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo se usa la dirección de correo electrónico para mandar los mensajes de esta pagina