Seguros de Vida

La pandemia obliga a revisar la letra pequeña y las exclusiones de pólizas de salud y vida

Los analistas consideran prioritario aumentar la formación a los empleados que informan sobre productos financieros y garantizar que los clientes entienden correctamente los detalles de las coberturas que venden comerciales y mediadores

Las cifras con las que la patronal UNESPA analiza el ramo del seguro de Vida en España con muy claras: más de 9 millones de personas depositan en este tipo de productos y todas sus variables cerca de 241.000 millones de euros con los que blindan su futuro.

De esta cifra, 194.786 millones corresponden a productos de seguro. Los restantes 46.169 millones constituyen el patrimonio de los planes de pensiones cuya gestión ha sido encomendada a entidades del sector.

Tal y como ha informado Vivo Seguro, el ranking total de aseguradoras en este ramo, por provisiones a 31 de diciembre de 2019, lo encabeza el grupo VidaCaixa con más de 54 mil millones en provisiones, lo que supone el 28,10% del mercado, seguido por Mapfre (con más de 17 mil millones), Santander Seguros (14 mil millones), BBVA Seguros (12 mil millones), Zurich (10 mil millones), Mutualidad de la Abogacía (7 mil millones) y Allianz (7 mil millones).

De acuerdo con la última memoria sectorial Informe Estamos Seguros, con datos de 2018, el sector asegurador dispone de una solidez financiera que se sitúa en unos 335.000 millones de euros -alrededor del 33% del PIB-.

El mismo documento señala que el coste anual de los percances está entorno a los 50.000 millones de euros (datos a junio 2018). Por prestaciones, esta cifra abonada se repararte al 50% entre los ramos de Vida y No Vida.

Desde La Vanguardia-Vivo Seguro, en este tercer y último capítulo de repaso del impacto del Covid-19 en el sector asegurador nacional se constata que la declaración de pandemia por parte de la OMS ha disparado “las dudas y las reclamaciones de los clientes” en diferentes tipologías de seguros. Así lo recoge el estudio realizado por la consultora Deloitte.

Este informe muestra que los usuarios del seguro de Salud manifiestan inquietud por saber cómo quedan cubiertos ante la infección y su tratamiento. En asistencia a viajes existen dudas sobre cómo se hará cargo el seguro de las cancelaciones. Muchos asegurados se preocupan por cómo se indemniza a enfermos y a familias de fallecidos por el Covid-19. Por su parte, las empresas analizan las coberturas derivadas de la interrupción del negocio, la responsabilidad civil de los directivos en la protección de sus plantillas y cómo hacer frente a los impagos. También preocupa, en general, la cobertura de ante cualquier forma de ciberataque y comprobar qué pólizas atienden estos percances.

Fuente: lavanguardia.com

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo se usa la dirección de correo electrónico para mandar los mensajes de esta pagina