Seguros de Vida

Las mentiras mas comunes al contratar un seguro de vida

Desgraciadamente  mentir al contratar un seguro de vida es una practica  mas habitual de lo que nos imaginamos, algunas personas, al contratar su seguro de vida mienten para conseguir pólizas más baratas o, incluso, no ser rechazados como tomadores del seguro. No obstante, mentir al contratar tu seguro de vida te puede acarrear problemas que pueden llegar incluso a ser pagados con privación de libertad porque constituyen un Delito Penal.

Siempre que contratamos un seguro de vida -de la misma manera que cuando contratamos uno de salud- nos hacen una serie de preguntas con la finalidad que la empresa aseguradora pueda valorar el riesgo que va asumir. Normalmente consiste en un formulario que acostumbra a tener las siguientes partes:
– Historial médico: aquí se busca conocer las enfermedades que ha sufrido, bajas médicas, enfermedades crónicas, etc.
– Hábitos de salud: lo que se pretende en este punto es conocer, sobretodo, si existe consumo de tabaco, drogas o alcohol.
– Estado de salud actual: tratamientos médicos; etc.

¿Sabes cuáles son las 7 mentiras más comunes que la gente menciona cuando solicita un seguro de vida?

Es un hecho que las compañías de seguros aumentan el costo de la prima conforme mayor es el riesgo o posibilidades de que el cliente pida una indemnización, por esta razón la gente a veces se siente tentada a mentir en las solicitudes de seguro de vida por las siguientes causas:
1.El aumento de la probabilidad de que la póliza sea aprobada.
2.Obtener una prima más baja.

Las siete mentiras más comunes en una aplicación de la política de seguros de vida son sobre:

1. El consumo de tabaco.

2. El consumo de drogas.

3. Depresión.

4. Conducir bajo la influencia de alcohol.

5. El número de infracciones de transito que tienen.

6. Historia del cáncer, tanto del solicitante como con antecedentes familiares.

7. Practica de deportes y hobbies de alto riesgo.

Cada una de estas categorías indican un hábito actual o anterior que podrían dar lugar a primas más altas o incluso a una disminución de la demanda del seguro. Al no revelar la información, el solicitante cree que él o ella será capaz de obtener una cobertura a un precio más favorable.

Fuente:www.tipdiario.com

 

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo se usa la dirección de correo electrónico para mandar los mensajes de esta pagina