Seguros de Vida

Sentencia a favor de una aseguradora para no indemnizar por incapacidad

A veces estas cosas pasan, y a veces (casi siempre) la justicia se pone del lado de la parte -digamos-mas débil, pero aquí se ha dado la razón a la aseguradora, en parte por cierta lógica de la cobertura de la póliza << la póliza no se encontraba vigente porque la fecha que debe tomarse como en consideración es la de declaración de incapacidad y no la del inicio de la enfermedad>>

La Audiencia Provincial de Baleares ha absuelto a una aseguradora de pagar 41.700 euros a un cliente por una incapacidad permanente absoluta, al entender que la póliza no se encontraba vigente porque la fecha que debe tomarse como en consideración es la de declaración de incapacidad y no la del inicio de la enfermedad.

La Audiencia Provincial de Baleares ha absuelto a una aseguradora de pagar 41.700 euros a un cliente por una incapacidad permanente absoluta, al entender que la póliza no se encontraba vigente porque la fecha que debe tomarse como en consideración es la de declaración de incapacidad y no la del inicio de la enfermedad.

 En concreto, la Sala ha estimado un recurso de la aseguradora contra otra sentencia anterior que daba la razón al cliente y le condenaba a pagar esta cantidad por tres pólizas de seguro de vida.

Absuelven a una aseguradora de pagar 41.700 euros a un cliente por una incapacidad permanente absoluta

Una de las contingencias aseguradas era la de incapacidad permanente y absoluta antes de cumplir los 65 años. La incapacidad total mediante resolución le fue concedida en 2014 y la permanente absoluta en 2015 mediante sentencia, cuando las pólizas ya estaban anuladas por falta de pago de las primas.

Sin embargo, la enfermedad que dio origen a su incapacidad, una esclerosis múltiple remitente recurrente, fue diagnosticada en 2005, pero sus primeros síntomas se remontaban al año 2003.

La Audiencia se ha apoyado en jurisprudencia del Tribunal Supremo y ha estimado el recurso de la empresa porque el riesgo asegurado era la incapacidad y no la iniciación de la enfermedad común. A su entender, la única fecha que puede tomarse en consideración es la de declaración de incapacidad por la Seguridad Social, cuando no se encontraba vigente ninguno de los seguros.

Fuente:www.lavanguardia.com

Déjanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo se usa la dirección de correo electrónico para mandar los mensajes de esta pagina